13 feb. 2016

Con el permiso de Espronceda

Que es la radio mi tesoro,
que es mi dios y libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, radiar.
¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río;
no me abandone la suerte,
y la misma que me condena,
colgaré de alguna antena,
quizá en mi propio desvarío.
Y si caigo, ¿qué es la vida?
Por pérdida ya la di,
cuando el yugo del esclavo,
como un bravo, sacudí.
Que es la radio mi tesoro,
que es mi dios y libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, radiar.
Es mi música el mejor aquilón,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos,
de mi negro micro los bramidos
y el rugir de mis canciones.
Y del trueno al son violento,
y del viento al sonambulear,
yo no duermo sosegado,
paseo arrullado por tu acompañar.
Que es la radio mi tesoro,
que es mi dios y libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, radiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz comentarios que me ayuden a mejorar pero no me hundas. Gracias.